NUEVO TRIPLE CRISTAL

Tres vidrios en las ventanas, a partir de ahora será un estándar en nuestras viviendas.

Dada la gran diferencia de coeficientes térmicos entre una ventana conveccional y los aislamientos empleados en nuestras casas prefabricadas, ha sido necesario equiparar ese coeficiente térmico con el fin de aprovechar al máximo la calificación térmica de nuestro sistema Termohome.

ventanas-triple-vidrio

Es muy interesante instalar una ventana con triple vidrio en nuestras casas prefabricadas?.

Es una cuestión que muchas personas de hacen. La respuesta depende de ciertos factores, veamos de manera resumida alguno de ellos:

Es una mejora indiscutible, al emplear tres vidrios es el mayor aislamiento térmico que se puede proporcionar. El vidrio conveccional posee una conductividad térmica de 1,16w/°m2C, y añadiendo cámaras de aire en este caso de gas argón y más vidrios podemos reducirlo el coeficiente a un mínimo de 0,12 w/°m2C.

Otro factor determinante es la suma de la térmica que aportan otros elementos de la ventana, como por ejemplo los marcos, el pvc tiene una conductividad térmica 1000 veces inferior al aluminio.

Se puede asegurar que el ahorro energético en cuanto a pérdida de calor se refiere, puede llegar a suponer un 80%, si lo comparamos a una ventana de vidrio simple, marco metálico con una ventana de marco de PVC, triple vidrio mas gas argón y membrana bajo emisiva, estas empleadas por Tecnohome.

En los casos de viviendas antiguas y que la fachada de nuestra casa no está debidamente aislada, carece de sentido invertir en el triple vidrio para ventanas, habrá considerables pérdidas térmicas por la fachada.

La ubicación de la vivienda también es un factor a tener en cuenta, en climas tenues donde las temperaturas escasamente bajan de los cero grados, no aporta un ahorro considerable teniendo en cuenta el mayor valor de la ventana.

Si la vivienda se encuentra en un clima montañoso y los cerramientos son de cierta calidad respecto al aislamiento térmico, sin duda alguna, instalar triple vidrio, incluso con cristales bajo emisivos y gas argón, puede ser una buena inversión, buscando siempre que las ventanas y los cerramientos (techos paredes y suelos) tengan la misma conductividad térmica.