Arquitectura pasiva

Arquitectura pasiva: orígenes, principios y ventajas

La arquitectura pasiva es cada vez más apreciada y demandada por quienes compran una vivienda. Por economía, por ecología y por confortabilidad, una vivienda pasiva es superior a una construcción convencional. Esta es aplicable tanto a casas modulares como a construcciones en obra. En Casas Tecnohome construimos casas modulares pasivas con certificado Passivhaus.

Arquitectura pasiva, lo que debes saber sobre sus orígenes, principios y ventajas

Cuál es el origen de la arquitectura pasiva

El término y concepto proceden de un libro publicado en EEUU en los años ´70. En él, el autor, Edward Mazia, recogía experiencias sobre construcciones que reducían o evitaban el consumo de sistemas de calefacción y refrigeración a partir de las condiciones de la propia vivienda. También incluía técnicas sencillas para conseguir la mayor confortabilidad térmica en la vivienda sin necesidad de sistemas de calefacción o refrigeración.

Era la época de la llamada crisis del petróleo. Por ello el Departamento de estado de energía de EEUU también creó una guía para el diseño de casas pasivas. Estas se adaptaban a las diferentes condiciones de los distintos territorios del país. El fin era lograr reducir o evitar el consumo energético manteniendo una temperatura y condiciones confortables en el hogar.

Esto ha ido evolucionando con el tiempo. Y ahora se logra una mayor eficiencia energética. En muchos casos incluso es innecesario el uso de sistemas de calefacción y de refrigeración en la vivienda para mantener su uso confortable.

El certificado Passivhaus acredita que se han tenido en cuenta unos exigentes estándares en la construcción de la vivienda siguiendo las premisas de la arquitectura pasiva.

Principios básicos de la construcción de casas pasivas

La arquitectura pasiva se basa en unos principios básicos que permiten proporcionar a la vivienda una mejor eficiencia energética. En Casas TecnoHome los tenemos siempre presentes para el diseño y construcción de nuestras viviendas modulares.

  • Excelente aislamiento térmico. Es clave tanto para evitar que el frío o calor externos lleguen al interior de la vivienda como para evitar que el interior pierda la temperatura confortable alcanzada.
  • Puertas y ventanas de alta eficiencia. Su calidad es esencial para mantener el buen aislamiento de la vivienda.
  • Construcción con capa de aislamiento contínua y sin puentes térmicos, principio básico de la arquitectura pasiva. Así la resistencia térmica es mayor. Un buen aislamiento con diferentes capas completa este punto.
  • Estanqueidad del aire y buen sistema de ventilación. Son necesarios para evitar corrientes y también para facilitar en días calurosos la salida del calor generado por la propia vivienda, con el uso de electrodomésticos.
  • Buena orientación. También es importante en la arquitectura pasiva para lograr una mejor eficiencia energética. Las casas modulares pasivas bien orientadas mejoran aún más lo logrado durante su construcción.

Ventajas de las construcciones pasivas y sus beneficios más relevantes

La arquitectura pasiva proporciona importantes ventajas a quien habita este tipo de viviendas. Sin olvidar que al reducir el gasto energético está contribuyendo a la reducción de la huella de carbono, en beneficio de toda la sociedad.

Pero, ¿cuáles son las principales ventajas de las construcciones pasivas?

  • Mayor confortabilidad. Lograr una temperatura confortable en la vivienda a lo largo de todo el año es clave para la salud y el bienestar de sus habitantes.
  • Menor consumo energético. En la mayor parte de los casos el grueso del consumo energético de una vivienda convencional se debe al uso de sistemas de calefacción y de refrigeración. Con la arquitectura pasiva se reduce o incluso se evita totalmente esta necesidad.
  • Más ahorro. Como es lógico, un menor consumo energético se traduce en un mayor ahorro monetario. Además, poder prescindir de los sistemas mencionados también supone un gran ahorro de dinero.
  • Mayor durabilidad de la vivienda. El buen aislamiento propio de la arquitectura pasiva evita problemas que afectan a la durabilidad de la vivienda, como las humedades y el moho.
  • Viviendas más saludables. La ausencia de humedades en el interior, la óptima temperatura ambiental en la vivienda y su buen aislamiento favorecen el ambiente saludable. Especialmente para personas que ya presentan problemas respiratorios o artrosis, entre otros.
  • Sostenibilidad y ecología. La excelente eficiencia energética de la arquitectura pasiva hace de esta una arquitectura ecológica y sostenible.

 

Todo lo anterior permite comprender la importancia de la arquitectura pasiva para la economía, bienestar y confortabilidad de quienes habitan una vivienda construida según sus principios básicos. Conoce y disfruta de las ventajas de las casas modulares passivhaus con casastecnohome.es.