viviendas sostenibles prefabricadas

Viviendas sostenibles prefabricadas: ¿en qué se diferencian de una casa convencional?

Las viviendas sostenibles prefabricadas tienen particularidades muy relevantes que las diferencian de una casa convencional. Si estás valorando adquirir una vivienda te interesa conocer cuáles son para sopesar su importancia y cómo pueden influir en tu día a día en tu nuevo hogar. Ya sea tu vivienda habitual o una segunda vivienda. Así podrás tomar una decisión fundamentada que te satisfaga a lo largo de los años.

Viviendas sostenibles prefabricadas: ¿en qué se diferencia con una casa convencional?

Sostenibilidad, confort y ahorro, 3 claves de las viviendas sostenibles prefabricadas

Las viviendas convencionales necesitan un gran consumo de recursos energéticos para proporcionar confort al hogar. Eso se traduce en un elevado coste de suministros como energía eléctrica o el que se elija para la calefacción.

A diferencia de ellas, las viviendas sostenibles prefabricadas con certificado passivhaus requieren un consumo muy reducido de energía. Las casas pasivas y más aún las que disponen de sistema TermoHome como es el caso de las casas TecnoHome reducen esta hasta en un 50%. Esto hace que salvo en climas muy extremos y en la mayor parte del año sea innecesaria climatización extra.   El aislamiento de la vivienda permite mantener la temperatura de confort más tiempo  con el consiguiente ahorro monetario que supone. Su eficiencia energética es solo una de sus grandes ventajas.

Mantenimiento y durabilidad, grandes diferencias entre las casas sostenibles prefabricadas y las convencionales

El mantenimiento de una vivienda prefabricada pasiva es tan reducido que prácticamente puede decirse que es innecesario. Más allá de la limpieza estas viviendas están construidas para prescindir de la necesidad de tareas de mantenimiento. Algo que no puede decirse de las casas convencionales. Estas últimas necesitan arreglos periódicos y más aún según el sistema de calefacción o climatización elegido y los materiales en los que esté incluida.

El sistema Steel Frame utilizado en la construcción de casas pasivas sostenibles de casastecnohome.es tiene una garantía de 50 años. Eso implica además del ahorro de tiempo, preocupaciones y dinero en mantenimiento una gran durabilidad. Sin embargo las casas convencionales están muy lejos de asemejarse en este aspecto. Materiales como la madera, por ejemplo, hace que  requieran periódicas tareas de mantenimiento. Además, son susceptibles de ser atacadas por plagas y la climatología puede afectar a su vida útil.

Las viviendas pasivas prefabricadas son saludables

Otra gran diferencia muy relevante para quienes habitan estas viviendas es que mientras las casas sostenibles prefabricadas son saludables, las convencionales distan mucho de serlo. Requerirían una gran inversión monetaria para alcanzar un nivel muy inferior en este sentido.

El mantenimiento de una buena temperatura ambiental en el interior de la vivienda y un porcentaje de humedad óptimo son dos puntos clave en este sentido. Además las viviendas sostenibles pasivas modulares mantienen una buena calidad del aire, algo con una gran influencia en la salud de sus moradores.

Mayor calidad a menor precio en las casas sostenibles modulares prefabricadas

Una casa prefabricada pasiva está construida con materiales de gran calidad. Y cumple unos elevadísimos estándares de calidad y un tiempo cerrado de construcción. Desde el principio el comprador conoce el precio de la misma, sin sobrecostes, sin sorpresas. Y a lo largo de los años no precisa hacer inversiones en modificaciones, arreglo y mantenimiento.

Las viviendas convencionales de obra pueden encarecer su precio previsto a lo largo del proceso constructivo. O alargar el tiempo de construcción encareciendo el coste de la vivienda. Y no es inhabitual que tras este surjan problemas que requieran mantenimiento incluso desde sus primeros años de vida. Además aunque debe cumplir una normativa los constructores pueden no ser tan estrictos con su seguimiento como marque el arquitecto del proyecto.

En las viviendas modulares convencionales de madera la calidad y durabilidad es claramente inferior a la de las viviendas sostenibles prefabricadas. Esto supone que al cabo del tiempo requieren tareas de mantenimiento y sustitución que encarecen el precio de la misma. Y su vida útil es más corta por lo que también debe tenerse en cuenta a la hora de calcular su relación precio/ tiempo de utilidad.

 

Estas son las principales diferencias de las viviendas sostenibles prefabricadas respecto a las casas convencionales. Valora su importancia a nivel de confort, ahorro, salud, preocupaciones y tiempo. Y decide qué tipo de vivienda es la adecuada para ti.