cómo se vive en una casa prefabricada

¿Cómo se vive en una casa prefabricada?: 6 diferencias con respecto a otras viviendas

Tanto si te estás planteando comprar tu primer hogar, una segunda residencia, o incluso mudarte, y te estás preguntando cómo se vive en una casa prefabricada porque lo valoras como opción, en cuando conozcas las principales diferencias con una tradicional estamos seguros que te decantarás por las casas modulares.

Cómo se vive en una casa prefabricada: diferencias VS una tradicional

Las casas prefabricadas tienen ventajas pero es que además se encuentran puntos que distan mucho de lo que sería no solo vivir, también adquirir una vivienda tradicional. Por ello, queremos contarte las diferencias sobre cómo se vive en una casa prefabricada pero también las que encuentras en el proceso de compra o construcción. ¿Preparado?

1. Podrás disfrutar de tu casa más rápido

Si estas comprando una vivienda sobre plano o al menos te lo estás planteando has de saber que los tiempos de construcción de una casa prefabricada son mucho menores de los que implica una casa tradicional.

Elegir el terreno adecuado para tu casa es fundamental y, una vez que lo tengas, si has escogido una vivienda pasiva, el tiempo que tardarás en disfrutar de ella será mucho menor, ¡ya tienes la primera diferencia!

2. Puedes solicitar el diseño a tu gusto

Contar con profesionales de sector, en cualquiera de las dos opciones, es algo primordial. En ambos casos puedes transmitir tus necesidades, pero con las casas modulares será mucho más fácil que estas se cumplan gracias a los avances tecnológicos realizados en los últimos años, esto es una realidad hoy en día.

Aunque encontrarás modelos de casas prefabricadas con planificación previa siempre puedes modificarlos con los expertos para que puedas tener una vivienda a la altura de tus necesidades, expectativas y bolsillo. De este modo, una de las principales diferencias sobre cómo se vive en una casa prefabricada con respecto a una tradicional es que lo estarás haciendo en una vivienda que has pensado y realizado completamente a la altura de tus sueños.

3. Más económicas

Por normal general, y en construcciones de las mismas características y metros cuadrados, las casas prefabricadas son más económicas que las casas tradicionales. Esto es una gran ventaja pues además son también duraderas, lo que te permite no solo ahorrar en el momento de la compra, también es una inversión de futuro.

Este punto es también importante pues, si no has realizado una gran inversión que te deje sin un colchón económico seguro ya te imaginas que la respuesta a “cómo se vive en una casa prefabricada” es, claramente, mejor porque tendrás menos preocupaciones económicas.

4. Las reparaciones son más baratas

En el caso de que tengas que realizar alguna remodelación de tu hogar o tengas que hacer alguna reparación, estas suelen ser también más baratas y suelen también llevar menos tiempo. Puede que te ahorres muchos trabajos de albañilería o fontanería en caso de que surja algún inconveniente.

5. Sostenibles

Uno de los grandes puntos que diferencia cómo se vive en una casa prefabricada vs una tradicional es que lo estarás haciendo en una vivienda sostenible. Es importante recalcar el impacto positivo que tiene este aspecto en medio ambiente, pero también en tu manera de vivir.

Las casas prefabricadas pasivas tienen beneficios para tu salud, empezando por el hecho de que mantienen una humedad relativa en el ambiente óptima y constante, lo que la hace perfecta en cualquier época del año. En este aspecto son muy beneficiosas para personas alérgicas, con problemas pulmonares o de articulaciones o con dolencias óseas.

Por otro lado la temperatura también es estable pues estas construcciones pasivas están perfectamente aisladas, lo que te aporta siempre una sensación cómoda en el interior. Esto, además de darte otra respuesta más sobre cómo se vive en una casa prefabricada pasiva, nos lleva al último punto.

6. Ahorro de energía

Siendo sostenibles y aprovechando con sus materiales de construcción los recursos naturales, véase la luz solar, el gasto energético es mucho menor, lo que de nuevo repercute de manera positiva en tu bolsillo y en el impacto que tenemos sobre el medio ambiente.

Como ves, las casas prefabricadas pasivas tienen muchos puntos que aventajan a las construcciones tradicionales. Este modo de sostenibilidad nos permite tener casas más adaptadas a nuestros gustos, necesidades y bolsillo, mientras que con las construcciones tradicionales estaremos ciñéndonos a unos estándares de consumo o eficiencia que, desde luego, se están quedando obsoletos.

¿Quieres disfrutar de una casa pasiva? Tan solo tienes que elegir el terreno, si no lo tienes ya, y revisar nuestro catálogo. Puedes ver modelos que hemos creado en diferentes ciudades, elegir el que más te guste e indicarnos lo que necesitas, por ejemplo, puedes echar un vistazo a nuestras casas prefabricadas en Burgos de casastecnohome.es y comprobar la calidad de las mismas. No esperes más a vivir en un ambiente más sano, sostenible y económico.